¿A quién no se le ha escapado una lágrima en el cine, en un momento de emoción o quizá una situación de tristeza? Seguramente te ha pasado que el mismo pañuelo que seca esas lágrimas también ha tenido que ser usado para sonarte la nariz, aun no estando resfriado…

Lo que ocurre es que nuestros ojos están perfectamente conectados con la nariz a través de las vías lagrimales. Las lagrimas no solo sirven para reflejar nuestras emociones, también cumplen la función de lubricar y mantener limpia la superficie de nuestros ojos. Son producidas por una glándula, la glándula lagrimal, que se encuentra en la parte superior y externa de nuestros parpados. Como esta producción es un proceso continuo, el sobrante de lágrima en parte se evapora, pero la mayor cantidad es evacuada por un sistema de “desagüe natural”, que comienza en los puntos lagrimales y continua en un sistema de tubos internos que desemboca en la nariz, donde las lágrimas que ya cumplieron su función son absorbidas por la mucosa nasal.

image2

Cuando lloramos, se producen lágrimas en exceso y entonces este sistema se ve desbordado, y la mucosa nasal no puede absorberlas rápidamente, saliendo así por la nariz.

Asimismo, cualquier alteración en alguna parte de este gran sistema de comunicación entre los ojos y la nariz, puede explicar algunas de las patologías más frecuentes en Oftalmología, revisemos algunas en detalle:

  • Cuando las lagrimas se evaporan rápidamente o la glándula lagrimal no produce lagrimas en cantidad suficiente puede surgir el tan conocido “Síndrome de Ojo Seco”
  • Cuando se tapa cualquier parte del sistema de drenaje lagrimal, ya sea en su comienzo en los puntos lagrimales o en su desembocadura en la nariz, aparece el “Lagrimeo” (conocido en término médico como Epífora). Nuestros ojos se ven vidriosos, inflamados y las lagrimas al no poder drenar por la vía natural hacia la nariz, corren por la mejilla. Este cuadro es conocido como “Obstrucción de la Vía Lagrimal”

Escrito por la Dra María Luz Arteaga. Departamento de Órbita, párpados y Vías lagrimales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s