La Hialosis Asteroidea es el resultado de la degeneración del humor vítreo que se caracteriza por la presencia de depósitos blancoamarillentos compuestos por calcio y fosfolípidos. Es un proceso principalmente unilateral (10% casos de bilateralidad) que se encuentra en el 1 a 2% de la población y afecta mayormente a hombres.

Su nombre proviene de la apariencia que éstos depósitos adquieren al realizar un fondo de ojos ya que reflejan la luz dándole la apariencia de “estrellas o asteroides” que flotan libremente en el gel vítreo.

vitreo
Esquema de las estructuras internas del ojo donde se puede apreciar la localización del humor vítreo

Es una condición benigna de etiología desconocida, aunque algunos trabajos hablan de una posible relación con ciertos desórdenes sistémicos como la Diabetes Mellitus, Hipertensión Arterial e Hipercolesterolemia.

A esta patología hay que diferenciarla principalmente de un cuadro similar llamado Sínquisis Centellante o Colesterolosis Bulbi que se caracteriza por la presencia de depósitos de cristales de colesterol en el humor vítreo.

No es una afección que se caracterice por generar una disminución de la visión pero puede llegar a dificultar la visualización o el diagnóstico de ciertas lesiones o patologías retinales, necesitando del apoyo de estudios oftalmológicos más complejos.

Por último es importante decir que es un cuadro que usualmente no requiere de ningún tipo de tratamiento médico o quirúrgico y que su diagnóstico se hace en forma de “hallazgo” en controles oftalmológicos de rutina.

D. Nicolás Quintana. Departamento de Retina y Vítreo.

Referencias:
1. Ryosuke Ochi et al. Case of asteroid hyalosis that developed severely reduced vision after cataract surgery. BMC Ophthalmology 2017.
2. Zouheir Hafidi et al. Bilateral asteroid hyalosis revealing a blood imbalance. Pan African Medical Journal 2013.
3. Hwang JC, Barile GR, Schiff WM, et al. Optical coherence tomography in asteroid hyalosis. Retina. 2006;26(6):661–5.
4. Hampton GR, Nelsen PT, Hay PB. Viewing through the asteroids. Ophthalmology. 1981;88(7):669–72.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s