La cornea representa el tejido mas anterior del ojo y cumple una función trascendental para la visión. La cornea es transparente, lo cual permite la entrada de luz al ojo, y además funciona como una potente lente que concentra dichos rayos de luz en la retina.

El trasplante de cornea (queratoplastia) representa un procedimiento quirúrgico que permite tratar infinidad de patologías oculares en las cuales la cornea ha perdido su transparencia o se ha alterado su forma. Existen en la actualidad diferentes tipos de trasplantes corneales de acuerdo a las necesidades específicas de cada patología, pudiendo reemplazar la totalidad de la cornea (trasplante penetrante) o bien reemplazar únicamente las capas que se han afectado (trasplante lamelar).

capas cornea
Estructura de la cornea donde se visualizan todas sus capas

Si bien los trasplantes corneales se realizan desde hace mas de un siglo, en los últimos años se ha perfeccionado el uso de técnicas lamelares que permiten conservar porciones de tejido corneal sano del huésped, disminuyendo de esta forma las tasas de rechazos y mejorando los resultados postoperatorios.

¿Qué significa que un trasplante corneal sea lamelar? ¿Qué diferencia hay con un trasplante total?

El trasplante corneal total (queratoplastia penetrante) indica el reemplazo completo de todas las capas de la cornea. Por el otro lado, el trasplante lamelar permite reemplazar solamente las capas afectadas de la cornea, preservando aquellas otras capas que están funcionalmente intactas.

Existen a su vez distintos tipos de trasplantes corneales lamelares. En la queratoplastia lamelar anterior profunda se reemplaza el epitelio, membrana de Bowman y estroma corneal, los cuales representan mas del 95% del espesor total de la cornea. En el caso de los trasplante endoteliales, se reemplaza principalmente el endotelio y la membrana de Descemet.

trasplante lamelar
Queratoplastia lamelar anterior profunda

¿Qué ventajas tienen los trasplantes lamelares?

Existen diversas ventajas de las queratoplastias lamelares en comparación con las penetrantes:

  • Cirugía ocular cerrada
  • Alta tasa de supervivencia del injerto (más del 95%)
  • Muy bajo riesgo de rechazo (menor al 5%)
  • Pronta recuperación visual

Es evidente que los trasplantes lamelares representan una evolución trascendental para el tratamiento de patologías corneales, y de hecho día a día se vuelven cada vez mas practicados en nuestro país y en todo el mundo.

En la República Argentina el INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Impalnte) es el organismo encargado de coordinar, regular, fiscalizar y controlar la donación e implantes de órganos, tejidos y células. En cuanto al papel del médico cirujano, tanto éste como todos los miembros del plantel médico que llevan a cabo la cirugía deben estar autorizados por el INCUCAI para el trasplante de órganos.

 

Escrito por el Dr Alejandro Allocco. Departamento de córnea, catarata y cirugía refractiva, Instituto Santa Lucía Paraná.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s