Los dolores de cabeza en niños son frecuente motivo de consulta, y usualmente no son serios. Sus causas frecuentes incluyen fatiga, estrés, trauma, cuadros generales como estados febriles, respiratorios, digestivos, deshidrataciones, enfermedad de los senos paranasales, migrañas, entre otras.

Las enfermedades del sistema nervioso (tumores, infecciones) también son una causa posible, aunque poco frecuente por fortuna, y generalmente en esa situación, el dolor de cabeza es intenso y se acompaña de síntomas adicionales, como debilidad de brazos y piernas o perdida de coordinación.

dolor cabeza

 

Con respecto a las enfermedades visuales, hay que tener en cuenta que no constituyen la más frecuente causa de dolor de cabeza. Sin embargo, ante la inquietud, y previa evaluación por parte del pediatra, la revisión oftalmológica es obligada.

La hipermetropía elevada, que implica un esfuerzo extraordinario de la acomodación, puede ser causal de fatiga y cefalea. La indicación de lentes en este caso contribuiría a proporcionar una mejor visión sin esfuerzo. Por otro lado, tengamos en cuenta, que la hipermetropía es un hallazgo frecuente en los ojos infantiles, y en valores leves a moderados, no generan malestar, y dentro de ciertos parámetros es fisiológica.

Cuando leemos y enfocamos cerca, nuestros ojos se aproximan en una maniobra necesaria que se llama convergencia, debido a que colaboran en la fusión de las imágenes. Y en caso que el paciente sufra de un déficit de los mecanismos naturales de convergencia, puede padecer dolor de cabeza, tras la lectura o actividad escolar. La insuficiencia de convergencia puede tratarse con ejercicios especializados.

Enfermedades inflamatorias e infecciosas de los ojos pueden causar dolor de cabeza, y generalmente se acompañan de otros síntomas, ojos rojos, sensibilidad a la luz, o disminución visual.

Con respecto a la presión ocular, enfermedad también conocida como glaucoma, puede generar dolor de cabeza en un niño principalmente cuando es aguda, aunque esta entidad es poco frecuente.

Cuando un niño tiene dolor de cabeza debe consultar a su pediatra, y muy probablemente este le recomiende una evaluación oftalmológica. Dicho examen que realizara su médico oftalmólogo debe ser completo, e incluir el estudio de la agudeza visual, presión ocular, visión de colores, motilidad, reflejos pupilares, biomicroscopio, campimetría, y fondo de ojos con evaluación del nervio óptico y retina. El oftalmólogo infantil, es el que determinara si existe patología visual responsable de cefalea, y en caso de hallar un defecto refractivo (ej. hipermetropía, miopía, astigmatismo) determinara de acuerdo a su magnitud, e implicancias, si existe indicación o no de lentes, según el caso.

Ante la inquietud, siempre consulte.

Escrito por la Dra María Angélica Mondino, Departamento de Oftalmología Infantil. Instituto Santa Lucía Paraná

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s