Mirar la computadora, el celular u otros dispositivos digitales por períodos prolongados no provocará daños oculares permanentes, pero tus ojos pueden sentirse secos y cansados. Pueden aparecer síntomas como visión borrosa, cansancio o fatiga ocular. Algunas personas incluso pueden experimentar dolores de cabeza o mareos al visualizar en 3D, lo cual puede indicar algún problema con el foco o la percepción de profundidad.

¿Qué causa fatiga visual relacionada con artefactos electrónicos?

Normalmente, el ser humano parpadea entre 15 y 20 veces por minuto, pero hay estudios que demuestran que la frecuencia de parpadeo cae a la mitad o incluso menos cuando realizamos actividades relacionadas al uso de pantallas electrónicas como la PC, tablets o smartphones, ya sea para trabajar como así también por ocio o diversión. Leer un libro, escribir o cualquier otra actividad visual cercana también pueden provocar fatiga visual.

Consejos para evitar la fatiga visual

  • Siéntate aproximadamente a 60-65 centímetros del monitor. Posicione la pantalla de tal manera que la mirada permanezca ligeramente hacia abajo en todo momento.
  • Muchos dispositivos ahora tienen pantallas de vidrio con un brillo considerable. Reduzca el brillo utilizando un filtro de pantalla mate si es necesario.
  • Tome descansos regulares utilizando la regla “20-20-20”: cada 20 minutos, cambie los ojos para mirar un objeto a una distancia de al menos 20 pies (6 metros), durante al menos 20 segundos.
  • Usa lágrimas artificiales para refrescar tus ojos cuando se sientan secos. Considera usar un humidificador.
  • Si una pantalla es mucho más brillante que la luz circundante, sus ojos tienen que esforzarse más para ver. Ajuste la iluminación de su habitación e intente aumentar el contraste en la pantalla para reducir la fatiga visual.

Una nota para los usuarios de lentes de contacto: las lentes de contacto pueden exacerbar la sequedad y la irritación de los ojos que sufre cualquier persona que utiliza computadoras y otros dispositivos digitales de forma diaria. En este sentido, también te ofrecemos algunos consejos:

  • Dale un respiro a tus ojos usando tus lentes aereos.
  • No duerma con sus lentes de contacto, incluso si están etiquetados como “uso prolongado”.
  • Siempre use buenas prácticas de limpieza.

Si sus ojos están siempre rojos, borrosos o llorosos, o se vuelven sensibles a la luz o dolorosos, consulte a un oftalmólogo.

Escrito por el Dr. Alejandro Allocco. Instituto Santa Lucía Paraná.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s