La disfunción de glándulas de meibomio (DGM) es un trastorno frecuente que afecta hasta el 20% de los adultos mayores de 45 años y su incidencia se incrementa con la edad. Dada la función de dichas glándulas, este trastorno deriva en ojo seco evaporativo crónico de difícil manejo.

Glándulas de Meibomio obstruidas

¿Qué novedades hay en el tratamiento de la DGM?

En la actualidad el uso de luz pulsada local está siendo estudiado dado que múltiples investigaciones demostraron marcada mejoría sintomática en pacientes que presentan disfunción de glándulas de meibomio. Habitualmente se aplican 3 sesiones de luz pulsada cada 15 días aproximadamente, aunque aún permanece en evaluación cuántas aplicaciones se requieren para el tratamiento óptimo de esta patología.

Sesión de tratamiento con luz pulsada intensa

Más allá de la luz pulsada, ¿De qué otras formas se trata la DGM?

El tratamiento clásico habitual de la disfunción de glándulas de meibomio consiste en compresas tibias sobre el borde palpebral con los ojos cerrados mantenidas por 10 minutos, acompañadas de masajes e higiene posterior. Esto permite la fluidificación del contenido de la glándula, por el aumento de temperatura, y la desoclusión de las mismas de manera mecánica. Puede combinarse con higiene utilizando shampoo no irritativo o soluciones de limpieza especiales en pacientes con blefaritis. El efecto terapéutico cesa al suspender la práctica de higiene y requiere entre uno y tres meses de realización diaria para tener máximos resultados.

En cuanto a terapia médica clásica de la DGM se ha descrito el uso de tetraciclinas en pacientes que además padecen rosácea pero no hay evidencia científica suficiente que avale su uso rutinario. La ciclosporina al 0,05%, un inmunomodulador de uso tópico no disponible en formulación comercial en nuestro medio, permite mejorar síntomas de ojo seco asociados pero sin cambios en el funcionamiento glandular. Por último, los suplementos dietarios de omega 3 favorecen la mejoría sintomática aunque en estudios recientes se mostraron comparables a la ingesta diaria de 5g de aceite de oliva.

Departamento de órbita, párpados y vías lagrimales. Instituto Santa Lucía Paraná.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s