“El ojo seco es una enfermedad multifactorial de la lágrima y la superficie ocular que produce síntomas variados de incomodidad, irregularidad visual e inestabilidad de la película lagrimal” (DEWS 2007)

El factor que con mayor frecuencia aparece alterado en los casos de ojo seco es la afectación de las glándulas de Meibomio, generalmente por obstrucción del conducto de salida, lo que provoca ojo seco no por déficit en la cantidad de lagrima producida, sino afectando la estabilidad de la misma.

El tratamiento específico dirigido a la disfunción de estas glándulas es fundamental para el éxito en el tratamiento del ojo seco. De esta forma, la sola administración de lágrimas artificiales no mejorara los síntomas, y en muchos casos es contraproducente, ya que su uso crónico e indiscriminado tiene efectos secundarios, generando un efecto toxico sobre la superficie ocular, además de elevado costo económico que implica.

Por todo esto, nosotros proponemos tratar las causas que provocan la inestabilidad, actuando directamente sobre las glándulas de meibomio, mediante la apertura y sondaje de las mismas, mejorando la secreción de lípidos fundamentales y dejando las lagrimas como complemento.

Las bases del tratamiento pueden incluir:

  • Mejorar la dieta, aumentando el aporte de fuentes de omega 3, como el pescado y el aceite de oliva.
  • Adecuada higiene del borde de los parpados, que puede incluir el uso de antibióticos específicos
  • Calor y masaje de los parpados, para fluidificar la secreción de las glándulas y destapar sus orificios
  • Luz pulsada intensa en los parpados inferiores
  • Lagrimas artificiales, especialmente sin conservantes y que restauren la capa lipídica.

Para un tratamiento específico y orientado a sus causas, esta problemática debe ser adecuadamente diagnosticada, por medio de test subjetivos y objetivos que ponen en evidencia el tipo de ojo seco que padece el paciente. En las próximas publicaciones estaremos hablando del ojo seco por déficit de lágrimas o acuodeficiente, que ocurre solo en el 10-15 % de los ojos secos y su enfoque terapéutico es muy diferente.

Escrito por la Dra. María Luz Arteaga. Departamento de Órbita, párpados y vías lagrimales. Instituto Santa Lucía Paraná

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s