Fumar tabaco (ya sea en cigarrillos, puros o pipa) puede causar enfermedades en pulmones, corazón, cáncer y muchos otros serios problemas de salud. ¿Pero sabías que además puede causar diversos problemas en los ojos?

El tabaquismo puede provocar las siguientes enfermedades oculares:

Ojo Seco. Esto ocurre cuando la cantidad o calidad de las lagrimas no es adecuada. Las personas con ojo seco que además fuman son más propensas a sentir picazón, ardor o enrojecimiento en los ojos.

Cataratas. Si fuma, tiene un mayor riesgo de contraer cataratas. Las cataratas causan visión borrosa y hace que los colores se vean opacos, descoloridos o amarillentos. La única forma de mejorar la visión en estos casos es con cirugía.

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE). Esta enfermedad ocurre cuando se daña una parte de la retina llamada mácula. Se produce una pérdida en la visión central y no se pueden ver detalles finos (aunque la visión periférica (lateral) se mantiene normal. Si bien algunos medicamentos o cirugías pueden ayudar a ciertas personas con DMAE a evitar su progresión, no existe cura. Los estudios muestran que los fumadores y exfumadores tienen más probabilidades de contraer DMAE que las personas que nunca fumaron.

Retinopatía Diabética. Los fumadores que también tienen diabetes tienen riesgo aumentado de padecer retinopatía diabética. Esta enfermedad altera los vasos sanguíneos de la retina y causa visión borrosa o distorsionadas, y puede llevar a la ceguera irreversible.

Problemas en el nervio óptico. Los fumadores tienen mayor riesgo de padecer enfermedad en sus nervios ópticos. El nervio óptico conecta los ojos con el cerebro y su daño puede generar ceguera. El tabaquismo genera mayor riesgo de glaucoma, otra patología que daña el nervio óptico.

Uveítis. Fumar puede provocar una enfermedad que afecta la capa media del ojo llamada úvea. Se conoce como uveítis cuando esta capa se inflama, es decir se vuelve roja e hinchada. Esta enfermedad causa ojos rojos, dolor y problemas de visión.

Enfermedad de Graves. Esta es una enfermedad de la glándula tiroides del cuerpo. Uno de los síntomas de la enfermedad de Graves son los ojos saltones. Los fumadores que padecen la enfermedad de Graves corren el riesgo de que su afección ocular empeore y también pueden perder la visión.

En el embarazo, afecta la visión de tu bebé. Si fuma durante el embarazo, su bebé tiene 5 veces más probabilidades de contraer meningitis bacteriana. La meningitis puede causar otras infecciones oculares, otros problemas de visión o incluso la muerte.

Además, fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de dar a luz demasiado pronto. El parto prematuro puede conducir a un problema ocular grave llamado “retinopatía del prematuro”. El bebé puede tener pérdida permanente de la visión o ceguera.

Como podemos observar, el tabaquismo afecta de formas múltiples la salud de nuestros ojos. Es por esto que recientemente la FDA (Food and Drug Administration) ha estudiado el tema y finalmente ha propuesto nuevas etiquetas con advertencias en las cajas de cigarrillos que se venden al público.

En particular, se apunta a concientizar a la población fumadora sobre dos de los problemas más importantes que causan ceguera en el mundo y a los cuales el tabaquismo contribuye de forma considerable: las cataratas y la DMAE.

Escrito por el Dr. Alejandro Allocco. Departamento de catarata, córnea y cirugía refractiva. Instituto Santa Lucía Paraná.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s