Científicos de la Universidad de Whashington demostraron que la cirugía de cataratas en personas mayores disminuye el riesgo de desarrollar demencia senil y otros tipos de enfermedades neurodegenerativas.

El estudio fue realizado en mas de 3000 personas mayores de 65 años a quien se se hizo seguimiento durante años hasta que desarrollaron demencia. Los análisis lograron demostrar que aquellas personas que tenían disminución visual por cataratas y que eran operadas desarrollaron menos síntomas de demencias en comparación con las personas que no eran sometidas a cirugía de cataratas.

Esta asociación entre disminución visual y el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o la demencia senil ha sido investigada durante mucho tiempo. Finalmente se ha podido establecer una relación directa y un efecto protector de la cirugía de cataratas frente al desarrollo de demencia y enfermedades asociadas.

Este efecto protector de la cirugía de cataratas frente a la demencia no ha sido demostrado con otras cirugías oftalmológicas. Se estudió la asociación entre cirugía de glaucoma y la demencia, y no se logró una disminución de aparición de las enfermedades neurodegenerativas.

La hipótesis respecto del efecto protector de la cirugía de cataratas frente a la demencia estaría relacionada a la mejoría visual que representa. Está demostrado la disminución visual conlleva a dificultades psicosociales, con abandono de interacciones sociales, reducción de las actividades diarias y disminución de ejercicios físicos, todo lo cual se asocia al declive cognitivo. La disminución visual asociada a cataratas disminuye la estimulación neurológica, acelerando la neurodegeneración y llevando a la atrofia cortical. La corteza cerebral sufre cambios estructurales con la pérdida visual.

Estos hallazgos representan cambios importantes en la forma en que los médicos afrontan al adulto mayor, contando con la posibilidad de prevenir o retrasar la aparición de cambios neurodegenerativos como demencia senil y Alzheimer en personas de este grupo, y resalta también la importancia del control oftalmológico de rutina en adultos.

Escrito por el Dr. Alejandro Allocco. Departamento de cataratas, córnea y cirugía refractiva, Instituto Santa Lucía Paraná.

Deja un comentario