Recientes estudios confirman la presencia de virus SARS-CoV-2 en las lágrimas de pacientes con enfermedad moderada y grave por COVID-19, lo cual sugiere que es posible transmitir la enfermedad por esta vía.

Los investigadores utilizaron hisopados conjuntivales para recolectar lágrimas de los ojos dentro de las 48 horas posteriores a la confirmación del ARN del SARS-CoV-2 en pacientes con COVID-19 moderado a grave, y encontraron evidencia de una mayor posibilidad de transmisión viral.

Significancia clínica

El hisopado conjuntival es un método satisfactorio de recolección de lágrimas para la evaluación de SARS-CoV-2 por RT-PCR. El tracto respiratorio no es la única ruta de transmisión, y se produce una diseminación viral considerable en la película lagrimal precorneal en pacientes con COVID-19 de moderado a grave, lo que implica que, además de los protectores N95, el uso de gafas y protectores faciales por parte de los trabajadores de la salud debe ser obligatorio cuando interactúan con pacientes con COVID-19 moderado o grave para reducir la transmisión de la enfermedad.

Escrito por el Dr. Alejandro Allocco. Departamento de Catarata, córnea y cirugía refractiva. Instituto Santa Lucía Paraná.

Deja un comentario