Si eres algunas de las millones de personas en el mundo que sufren del síndrome de ojo seco conocerás muy bien aquella quemazón, ardor o lagrimeo que se apoderan de tus ojos en determinadas situaciones. Y como si esto fuera poco, a pesar de tratarse de una patología crónica, existen frecuentes exacerbaciones o brotes en los síntomas que hacen que el día a día de quien lo padece se vuelva realmente molesto.

Ciertas enfermedades crónicas pueden sufrir períodos de exacerbaciones de los síntomas que generan gran disconfort. En el caso del ojo seco, las exacerbaciones pueden llegar a durar días o semanas. Conocer qué desencadena la exacerbación del ojo seco y sacar ventaja de las nuevas terapias ayudan a recuperar el alivio rápidamente.

Qué son las exacerbaciones del ojo seco?

Una exacerbación es un episodio de empeoramiento de los síntomas del ojo seco que se produce en respuesta a un desencadenante externo en pacientes que padecen la enfermedad del ojo seco. A menudo ocurre de repente, como resultado de la respuesta inflamatoria del cuerpo a una lesión.

“Si una pelota golpea tu brazo, tu piel se enrojece, se hincha y se vuelve sensible y dolorosa. Cuando su superficie ocular (la superficie del ojo) recibe un «golpe», su ojo se llena de lágrimas, se enrojece y se siente incómodo.», dice Christopher Starr, profesor de Oftalmología en Weill Cornell Medicine.

Un brote en una persona con ojo seco es como un “ataque” en un paciente que tiene asma. En ambos casos, la incomodidad puede aumentar debido a la respuesta inmunitaria natural del cuerpo. Se estima que alrededor del 80 % de los pacientes con ojo seco experimentan brotes.

¿Qué causa que el ojo seco se inflame y se exacerbe?

Muchas cosas pueden reducir lagrimeo o causar inflamación, provocando una exacerbación del ojo seco. Algunas de las más frecuentes son:

  • Aire acondicionado
  • Viento
  • Exposición a baja humedad del aire, como un largo viaje en avión
  • Tiempo de pantalla ininterrumpido que incluye: trabajar en una computadora, mirar televisión o navegar por un teléfono
  • Uso prolongado de lentes de contacto
  • Conjuntivitis alérgica estacional
  • No tomar la medicación prescrita para el ojo seco
  • Aire exhalado sobre la superficie ocular desde la parte superior de una máscara holgada usada durante la pandemia de COVID-19
  • Cirugía ocular (incluyendo LASIK, cataratas y otras)

La cirugía de cataratas y LASIK son desencadenantes comunes del ojo seco por varias razones. El daño a las terminaciones nerviosas de la córnea durante el proceso de incisión puede provocar una disminución temporal de la producción de lágrimas y de la sensación corneal. Los brotes después de una cirugía ocular pueden durar semanas o meses. Los medicamentos tópicos recetados después de la cirugía, como gotas o ungüentos, pueden contribuir a los brotes, especialmente si contienen conservantes. La superficie del ojo sanará con el tiempo y estos problemas deberían resolverse.

Si tiene ojo seco y necesita cirugía ocular, analice las opciones con su oftalmólogo para «tratar previamente» sus ojos antes de la cirugía para ayudar a minimizar los síntomas y «silenciar» un brote.

Síntomas de brotes severos de ojo seco

Los signos incluyen un regreso o un empeoramiento de los síntomas experimentados antes de que la afección estuviera bajo control, entre ellos:

  • Lagrimeo
  • Ardor ocular
  • Ojos rojos
  • Visión borrosa o fluctuante
  • Sentir que los ojos “duelen” o están “cansados”
  • Deseo de cerrar los ojos

¿Cuánto dura un brote de ojo seco?

Si bien varias terapias pueden ayudar, actualmente solo hay un medicamento aprobado por la FDA específicamente para los brotes de ojo seco. Este es un corticosteroide tópico que se puede usar hasta por dos semanas.

Su oftalmólogo puede sugerir combinar este tratamiento con cambios en el estilo de vida y otros medicamentos. También pueden recetar un inmunomodulador como para fomentar la curación a largo plazo.

Si nota síntomas de ojo seco nuevos o que empeoran, consulte a su oftalmólogo de inmediato.

Escrito por el Dr. Alejandro Allocco. Departamento de córnea, catarata y cirugía refractiva. Instituto Santa Lucía Paraná.

Deja un comentario